martes, 1 de abril de 2008

De Ferraris, italianas, morenas y mi amiga de Ferrari

Ripetete con me: Così fan tutte!Soy de los que piensan que la palabra de un hombre debe valer tanto como su libertad. Si dije que iba a hablar de mi amiga la gachí de Ferrari, lo hago, mal que me pese. Y es que, una vez más, me rindo a la desazón: cómo no iba a hacerlo si los asuntos de faldas —como todos los demás— me enajenan y quitan el sueño a partes iguales.

Y es que es norma general intentar no pensar en algo y tenerlo siempre en mente. Como el anuncio ese del Seat Ibiza donde decían que no había que pensar en osos polares, a mí me dicen que me olvide de las golfas y es venírseme a la cabeza una miríada de pensamientos donde Ferraris, italianas y morenas se juntan todo en uno.

Luego viene la desazón, el desánimo y las gilipolleces, pero, por suerte o por desgracia, el detonante primero suele quedar encubierto por lo que viene detrás. Como el trueno que sigue al rayo, cuando te está vibrando el culo se te olvida que hace un momento veías un destello. O quizás por eso mismo cuando ves el destello te agarras el culo para no caerte de ídem.

Como quiera que fuese, múltiples y variados son los motivos y las consecuencias de estar como un cencerro. De nada sirve achacarlo todo a una única causa cuando es evidente que soy un politoxocómano del desprecio a mí mismo. Y es que lo necesito cual niño pequeño que quiere una luz para dormir, aun a sabiendas de que con la luz no duerme.

Pero al menos hoy tengo identificada la causa de la degeneración mental. Me cito a mí mismo cuando digo:

Estar enamorado es como tener un sarpullido en el culo: es algo inopinado, llega cuando menos se espera, cuando peor viene, y cuesta un huevo quitárselo de encima.

O, como diría Enjuto Mojamuto:

Mucho sueño para un pájaro.


video


Queridos niños: a la vista del vídeo, no dudéis que hubiera preferido no tener que escuchar al gordo sandio hablando de fondo. Este interfecto es como uno de esos virus endémicos de los que uno quisiera librarse definitivamente pero que, como la gripe o el moquillo, vuelven cada temporada con nuevos bríos y peores comentarios.

4 comentarios:

  1. Yo vi esas imagenes en directo y pensé ¡anda! ¿no es esa la novia de ventu?

    Lo cual me hace pensar que me he vuelto un friki de los blogs (como este o el de Fedeguico Jimenez Losantos que ese si que es friki, friki)

    ResponderEliminar
  2. Coño Pakito, ¡qué gusto verle a usted por aquí!

    Has de saber que a la primera que vi fue a la rubia y pensé que seguramente, y sólo para joderme, habían dejado a la morena en Maranello. Pero los de Ferrari son mis amigos, y sabía que no me iban a fallar.

    ¡Estoy ya nervioso pensando en que si gana otro Ferrari en Bahrein igual vuelve a salir!

    ResponderEliminar
  3. Oye ¡Qué buenos los videos de Enjuto Majamuto!

    Ya te digo que me estas convirtiendo en un friki de internet.

    Por cierto, ¿has visto el ultimo post de Alfredo_MG en lapaginadefinitiva?

    ResponderEliminar
  4. Jojojojo!

    Me alegra saber que estoy colaborando para hacerte un poco más friki.

    Acabo de abrir el bloc de anillas a toda leche, pero es antigüillo.

    Tío, si estás enganchado a los blogs tienes que descubrir el maravilloso mundo del Google Reader: http://www.google.com/reader/

    Ideal para ser el primero en comentar en los blogs de moda (como este), y también es los más cutres (como este).

    ResponderEliminar