martes, 3 de julio de 2007

De los perros y sus dueños

Un perdedor y su perro


En esta sociedad moderna donde es más importante lo que se tiene que lo que se es, donde la apariencia prima sobre el contenido, donde el qué dirán se antepone al honor, y donde las adolescentes están más preocupadas por enseñar la ropa interior que por tapar mínimamente las partes pudendas con la exterior, es curioso ver que aún quedan personas para las que lo que se alberga en el interior, el honor, y el llevar las bragas ocultas a miradas indiscretas aún tiene razón de ser.

Una perra... y su mascota

¿Qué hecho inusual viene a llenarme de gozo? Pues no es otro que la designación del perro más feo del mundo. Se acabaron los concursos de belleza en los que un estirado juez le mete el dedo por el culo a nuestro compañero inseparable para saber si ha comido pienso supervitaminado en las últimas 24 horas, o las pruebas de habilidad en las que un pobre cánido corretea por entre ruedas de camión, palos de escoba y balancines de colores chillones. Ahora, lo que se premia es que la mascota tenga menos pelo que un estropajo viejo, sea más fea que la momia de Hatshepsut y se asemeje más a una rata que a un animal de compañía.

Elwood, el perro más feo del mundoNuestro amigo Elwood, que es una mezcla entre chihuahua y perro chino (¡quién lo diría!), se ha alzado este año con el galardón de perro más feo del mundo. Claro que a más de uno, cuando vea un animal con esta pinta, le entrarán ganas de llamar a sus vecinos, encender antorchas y salir con la escopeta de postas a cazar al infraser... y a su dueño, porque hay que tener mala leche para criar un bicho así y exhibirlo públicamente.

Y es que ahora el buen gusto está en restregar bien a los demás lo que a uno le gusta, por absurdo, desagradable o manifiestamente incívico que sea. Si empapelas la casa de fotos de Alessandro Lequio con el pene al aire, y preparas una merienda para que las vecinas disfruten de la vista, es de buen gusto siempre y cuando digas que al que no le guste ver rabos mientras se toma un té con pastas es un fascista y un intolerante. Lo mismo se puede decir de poner pegatinas en el coche, que es algo muy demócrata y muy elegante, de vestirse de monja con unas tetas de plástico en carnavales, o de ir en pelotas pintado con los colores del arco iris en la fiesta del orgullo gay. Como decía Gila: "señora, si no aguanta una broma no venga al pueblo".

Queridos niños, ahora sólo me queda por decir: si a la dueña de este bicho que podría hacer de extra en una película de terror sobre extraterrestres amorfos le han soplado 1000 dólares por haber ganado el certamen de perro más feo del mundo, ¿qué no podrán conseguir mis padres si se celebrara el concurso del hijo más lamentable del mundo? Porque, sí, tiene mérito criar un antiestético perro que no puedes sacar a la calle sin que te tiren piedras todos los niños del barrio, pero ¿y un hijo tonto? Pues si tienes un hijo feo y tonto, como dijo aquel,
te sale un chiquillo así y lo tendrás que querer.

9 comentarios:

  1. "Que has comio? Eh? Que has comio? Ojojojuajua jua!" XD

    He de corregirte, por que Gila lo que decia era:
    "Señora, si no aguanta las bromas, vayase del pueblo"
    Que era lo que le decian a la mujer del boticario cuando se lo cargaban de un pepinazo...

    "Me habeis matao a un hijo, pero lo que me he reido..."

    ResponderEliminar
  2. "Una perra.... y su mascota". Casi me meo encima! XDDDDDDD

    ResponderEliminar
  3. La gente que tiene esos perros son enfermos... no hay otra explicación posible.

    Y el tio que hizo esa raza... de donde salió!!! De una rata follándose a un chiuahua?

    Como dijo un colega de Ventu: "Me voy a comprar 2 pit-bull y los voy a llamar Satán y Hitler"

    ResponderEliminar
  4. Yo lo que creo es que realmente el perro no es tan feo, sino que ha sido cruelmente "moldeado". Está claro que el dueño ha hecho trampa: no vale colgarle de la lengua, cual "puching-ball" y pegarle puñetazos en los ojos antes del concurso...

    ResponderEliminar
  5. Y encima seguro que el perro es un joputa de la leche.

    Ese perro es un ejemplo de que el Dios Mandril es un dios con un cruel sentido del humor.

    Mandril!!!

    ResponderEliminar
  6. Los caminos del LDAP son inescrutables

    ResponderEliminar
  7. pobre perro.... ¿y os creeis que la naturaleza es capaz de enjendrar algo así? la naturaleza crea cosas extrañas, el ornitorrinco o el mono narigudo.... pero, al margen de las alcachofas, la naturaleza sería incapaz de crear algo tan cruel. Ese perro ha sido tuneado por su dueñ@ para ganar dinero a costa de él, menudo tiparrac@ tié que ser el/la páaaaahar@ si cada perro se parece a su dueño... un día le proyectó las acideces y así se ha quedado el pobre can... (y no hablemos de los transtornos psicológicos que tendrá el pobre). A saber qué sin fin de torturas habrá tenido que sufrir el perrico para estar así. Que vamos, ni las torturas del....

    ¡¡¡MEDIEEEEEEEEEEEEEEEEVOOOOOOO!!!

    ResponderEliminar
  8. "...y donde las adolescentes están más preocupadas por enseñar la ropa interior que por tapar mínimamente las partes pudendas con la exterior..."

    VIVA LOS TIEMPOS MODERNOS!!!
    VIVA LA PRIMAVERA!!!
    VIVA LAS ADOLESCENTES!!!

    ResponderEliminar
  9. podemos decir que si, es el perro mas feo del mundo ¿y que? para quien no lo sepa, este perro asi como lo ven, tiene la facultad de curar a las personas enfermas de asma, no hay q juzgar y hablar mal de la apariencia, es asi mismo, el perro mas limpio del mundo ya que no tiene pelo en el cuerpo y se mantiene siempre limpio con la ayuda del dueño claro esta.Si sufres de asma, duerme con un perrito feo que tiene la virtud de calentarte y con su cuerpito feo protegerte y curarte del asma. RECUERDALA APARIENCIA NO VALE, SI NO LO QUE PUEDE HACER POR TI.AHH Y ESE PERRO CALATO Y FEO COMO LO LLAMAN SON PERUANOS.

    ResponderEliminar