lunes, 14 de julio de 2014

Del tamaño del Sol, la divulgación científica y la publicidad engañosa


Hagamos un ejercicio mental: imaginemos una tasca con dos sujetos A y B tomando cervezas y hablando, como es habitual, de lo divino y lo humano. Llegado a un punto determinado de embriaguez, el sujeto A dirá:
— El Sol tiene el tamaño de 20 Tierras.
A lo que B contestará:
— ¡Pero qué dices, si el Sol es una movida gordísima! ¡Tiene que ser muchísimo más grande!

Tras un par de cervezas más, y apelando al consenso democrático, es posible que A y B acuerden que "El Sol es mayor que 20 veces el tamaño de la Tierra, pero no mucho más".

¿Y todo esto por qué? Porque a la vez que se emiten por televisión documentales sobre la NASA, el programa Apollo, la historia de la carrera espacial y qué sabemos (y cómo lo hemos averiguado) del Universo, llega la publicidad y nos dicen que "el Sol es una bola de fuego incandescente del tamaño de 20 Tierras". ¿Cómo no va a ser verdad? ¡Lo ha dicho la tele!




Pero la realidad es distinta: El diámetro del Sol es de 1.392.000 kilómetros. El de la Tierra, unos 12.700 kilómetros (*). Aunque sólo fuera por diámetro, habría que poner más de 109 Tierras una al lado de la otra para llegar a igualarlo.

Si nos vamos al volumen, el Sol tiene un volumen de 1,4122 × 1018 km3, mientras que la Tierra se queda en unos minúsculos 1,08321 × 1012 km3. Es decir, el volumen del Sol es más de 1.300.000 veces mayor que la Tierra. ¡Un millón de veces! Sería como comparar una lata de Coca-Cola con 10 camiones cisterna.

El Sol no es lo que nos venden, es mucho más grande.

Para entretenimiento de niños y mayores podéis descargar e imprimir este divertido modelo a escala de la NASA, en el que además nos proponen, para visualizar la distancia Sol-Tierra con la misma escala de estos dibujos (me he tomado la libertad de juntarlos en la imagen de cabecera), usar un hilo de 20 metros.

Lo de que el Sol "escupe gases y fuego" lo vamos a dejar como ejercicio para casa.

(*) No, la Tierra no está achatada por los polos. O, mucho mejor dicho, no está achatada hasta el punto de hacerse notable. El diámetro ecuatorial es de 12.756km; el polar, 12.713km. Comparándolo con un balón de fútbol (unos 20cm de diámetro), el achatamiento sería de menos de un milímetro.

7 comentarios:

  1. ¡Maldición! ¿Pero el sol no era una bola de carbón en llamas?

    Pero no han corregido el anuncio, no. Lo han emitido días y días.

    ResponderEliminar
  2. Y que me dices de lo bien regulao que tiene el termostato, para que caliente más en verano y menos en Invierno, eh?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muy cierto Xavi! Recuerdo cómo en una clase de 5º de EGB (sí, ya peino canas) nos explicaron el porqué si en verano la Tierra estaba más lejos del Sol hacía más calor que en invierno, que estaba más cerca.
      La explicación (con demostración práctica) fue la siguiente: encendió un mechero y arrimó la mano por el lateral. Luego puso la mano encima, pero más lejos. Cuando tenía la mano al lado no se quemaba, pero cuando tenía la mano encima, sí. Conclusión: en verano la Tierra está más cerca, pero "por el lateral", y en invierno está más lejos, pero "por encima".
      Creo que ese profesor todavía no ha pagado por sus pecados, pero arderá en el infierno (por encima) igualmente.

      Eliminar
  3. Los del anuncio no fueron a EGB. Les sacas del múltiplo de campo de futbol y están peedidos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que "tiene el tamaño de 11 millones y medio de campos de fútbol" no era lo suficientemente comercial. Hay que cuidar los detalles.

      Eliminar
  4. ¡Misántropo! Qué placer leerte :)
    Y qué bien que después de un mes quejándote del anuncio, te has desahogado. Sienta muy bien. :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es mío. :)
      Hay que desahogarse o la bilis te revienta por dentro. :P

      Eliminar